Sonabia.

Situada en Liendo, se accede a ella desde Oriñon.

Es una playa de arena fina y dorada de muy buena calidad; Playa de tamaño medio y poco frecuentada. Lo que la hace ideal para los que quieren disfrutar de las pocas playas salvajes que aun quedan en nuestro litoral.

Esta al pie de Peña Candina y al lado del promontorio llamado La Ballena por su curiosa forma semejante a un cetáceo.

Desde el arenal podemos ver el ojo del diablo situado en lo alto de la peña, es un espectacular puente natural horadado en la roca por la acción de la erosión.

Esta playa esta un poco apartada y se accede a ella a través de varios senderos entre la vegetación natural. Si bien el acceso no es fácil, su leve dificultad esta plenamente compensada por lo magnifico de la playa y su entorno privilegiado.

Desde antaño frecuentada por nudistas, es un lugar perfecto para disfrutar de un día de playa familiar.