El camino de Santiago impulsa a mucha gente a aventurarse a hacer cientos de kilometros bien sea a pie , en bicicleta , o incluso a caballo, muchas y muy variadas pueden ser las motivaciones el fin ultimo es llegar a Santiago de Compostela.

Posada Rural Casa Rosalia se encuentra en Castro Urdiales, uno de los puntos reseñables del Camino.

Muchos son los peregrinos que han descansado en Casa Rosalia despues de una dura jornada.

En estos años hemos ayudado a curar ampollas, hemos colaborado en el cuidado de caballos que hacían el camino con sus jinetes. (tambien tenemos caballos) y hemos guardado en lugar seguro cantidad de bicicletas ( hay bicicletas en el camino de Santiago que valen casi tanto como un utilitario pequeño y no se pueden dejar al alcance de los amigos de lo ajeno.

Es dificil saber el número de Peregrinos que han pernoctado en nuestra casa, pero si recordamos con cariño al primero, mas bien los dos primeros peregrinos, empezaba el verano de 2007 una joven pareja de Barcelona que habia construido un tamdem de forma artesanal, nos preguntaron antes de comenzar el viaje si disponiamos de un lugar seguro donde guardar su bicicleta tamdem, lo habian hecho a medida para que cupiese debajo de un asiento en un coche cama de la compañia de ferrocarriles Renfe. Decian que despues de hacer el camino desde Barcelona a Santiago, no querian desprenderse de el tamdem y la mejor manera era volver en tren con su compañero de fatigas.

Tambien recordamos a un grupo de andaluces que viajaban a caballo, llevaban un camión de apoyo donde transportaban todo lo necesario para cuidar alojar y alimentar a los caballos, aparcaron el camión en nuestro parking y desplegaron en un momento toda una cuadra portatil donde pernoctaron los caballos. En Samano hay gran aficion por los caballos y el evento desperto primero la curiosidad y luego la admiracion del vecindario; Tal fué así que enseguida se desarrolló un vinculo de simpatia entre los peregrinos a caballo y los vecinos aficionados a los equinos. A la mañana siguiente los peregrinos partieron escoltados por una buena cantidad de jinetes del pueblo que les acompañó unos kilometros, algunos hasta la hermita de las nieves, que es medio dia de camino.

En otra ocasion un peregrino frances nos pidio permiso para dejar su coche en nuestro parking y continuar camino a Santiago, unos dias despues vino, pasó la noche en Casa Rosalia y volvio a su casa con la compostelana en el bolsillo.

Hemos tenido muchos mas, grupos de ciclistas con furgoneta de apoyo, parejas que hacian una etapa y volvian en bus para pernoctar en Posada Rosalia, y al dia siguiente volvian a cojer un bus para continuar el camino donde lo dejaron el dia anterior.

Caminantes exaustos que llegan con las fuerzas justas para sentarse en la terraza y tomarse una caña bien fria antes de hacer el checkin.

Otros que llegaban se duchaban e iban a visitar y hacer turismo en Castro Urdiales.

Son muchos los peregrinos que hemos tenido el gusto de alojar, y seguiremos alojando, nosotros tambien hemos hecho el camino y sabemos lo importante que es llegar a un sitio donde puedas descansar, sentirte comodo y seguro, y puedas guardar tú bicicleta tú coche o tú caballo sabiendo que estarán a buen recaudo.